jueves, 26 de septiembre de 2013

La cocina y tú.

Tenéis previsto un cambio de hogar y estás planteándote muy seriamente obviar la cocina. Podríais aprovechar ese espacio para crear un espacio útil donde tu autoestima esté a salvo y no huya por patas cada vez que entras.

Has intentado cocinar varias veces, tampoco cada día porque no es verdad, eres mala cocinera, no una suicida emocional, y no hay feeling, para nada.

Dicen que cocinar relaja. Los cojones. A ti te ataca, pero bien. Entonces le das al vino y ya no hay quien se centre. Suerte que en cuanto entran en acción hombredepacienciainfinita y su pachorra, sacan de la chistera (aka nevera) alguna maravilla culinaria que salva de la inanición a tu estirpe.

Y ya tiene tela que seas tan negada en la cocina porque los genes los llevas de serie. Tu madre cocina bien, pero es que tu padre te cocina una mierda con patatas fritas y repites 3 veces de mierda. Esto es así.

Pero como tienes más que asumido que has heredado sus nórdicos rasgos y su don rollista pero no su arte culinario, el fin de semana pasado decidiste probar suerte en otro ámbito: la repostería. 

Primer objetivo: el tiramisú de tu madre. Famoso en la familia por ser una receta  heredada, exquisita y tremendamente SENCILLA. 
Sólo había que mezclar cosas, coño y eso no podía ser muy complicado.

Pero cuando no puede ser no puede ser y además es imposible.

Para empezar ni con la receta en la mano fuiste capaz de hacer la compra del tirón. Hasta tres veces tuviste que volver al supermercado porque te dejabas algún ingrediente y teniendo en cuenta que hablamos de una receta de sólo 5 ingredientes, pues mal, muy mal.

Cuando lo tuviste todo te aplicaste con ahínco: las yemas, el azúcar, el mascarpone, las claras a punto de nieve… todo al dedillo. Y lo dejaste en la nevera.

Al día siguiente una vez presentado a los comensales y catado, hecha una ansias esperaste el veredicto de éste, tu primer tiramisú y como no podía ser de otra manera el primero en hablar fue el el iaio, tu padre.

Y como tampoco podía ser de otra manera, no se podía limitar a un “que rico” o “que malo”, no. Se levantó ante los 15 comensales alzando su plato de postre al aire y solemnemente dijo:


En propiedades organolépticas has sacado un 9.3, está muy bueno de sabor y el aroma es correcto. En textura has sacado un 8.5, muy suave pero le falta el toque de mamá (ahí donde más duele). En estructuras un 7.8, la proporción de capa de crema y bizcocho no es la idónea, pero como empedrado romano te ha quedado cojonudo. Y en apariencia has sacado un 3, mira que está bueno pero es que es feo de cojones”.



Tú con tu padre a veces dudas de que viváis en el mismo planeta. ¿Organo-qué?

Y por si tu autoestima no había quedado suficientemente confundida, por la noche remató la faena Jomío al preguntarle por las croquetas que se estaba comiendo, que también las habías hecho tú.

Tú: “¿Están ricas, cariño?
Jomío: “No, pero tengo hambre”.

Para qué coño preguntas...

44 comentarios:

  1. Vaya análisis te ha plantao tu padre! Así no me extraña que no cocines reina, jajajaja!
    Y a Jomío, pues eso, pa que preguntas? ;)
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque un poco suicida "egocional" sí que soy jajajaj La lección de Jomío la he aprendido: si se lo está comiendo, no preguntes y a lo tuyo. :p

      Eliminar
  2. Jajajjajajajjajajajajajjajajajajajajaja graaaaaaaaaaaande jomío graaaaaande!!!!!
    PD: yo te enseño, vente para la capital un día! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja gracias!! ¿Estás segura de lo que dices?? Necesitarás muchas dosis de paciencia que soy desquiciante entre fogones, de repente es como si el mundo fuera leeeeeento y me pone muuuuuuy nerviosa....no tengo remedio, lo sé :'(

      Eliminar
    2. Qué si qué me molan los desafíos!!!! vamos que me va la marcha no puedo evitarlo....te enseño como María Elena que me llamo!!!

      Eliminar
  3. NO sé que decirte, tu padre deja sin palabras a nadie, pero si te consuela se de una que no se le da mal la cocina y que tiene que sufrir el mismo nivel de desguace público cada vez que cocina, por no decir que el listón está tan algo que ni una puñetera tortilla francesa llega al nivel exigido. ¿Te consuela?

    Bueno huelga decir que yo te doro la píldora y te hago ganar master chef si me traes un trocito en tupper de tiramisú

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermosa, tú tienes un pater oficialmente cocinero y ahí no se puede competir. El porculerismo de mi padre es vicio, hobby, tocapelotismo en estado puro. Pero vamos, que si mi ego reúne fuerzas para hacer otro tiramisú te dejaré catarlo si y sólo sí prometes no usar vocablos extraños para describirlo, y eso incluye el euskera y el éfico :p

      Eliminar
  4. Jajajajajajajajaj  cómo te entiendo!. La cocina es fuente de frutración infinita. Con lo que me gusta comer es cruel mi falta de habilidad culinaria. El iaio, como siempre, muy grande. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bueeeno consuela que seamos dos que nos gusta comer bien y que nos damos de ostias con las cacerolas jejeje

      Eliminar
  5. qué grande el diálogo final!! jomío-rules!! :D

    ResponderEliminar
  6. ¡Cómo te entiendo! A mí no me gustaba la cocina, pero me ha salido una hija cocinera y bloguera. Echa un vistazo al blog y encontrarás recetas facilitas. Verás cómo te animas, rubia.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo haré :-) ¿pero son recetas fáciles de verdad? Mira que para los cocinitas todo les parece sencillito, miedito me dan XD

      Eliminar
  7. Rubia, siempre me haces reír...hoy lo necesitaba ;) muaka

    ResponderEliminar
  8. JAJAJAJAJAJA
    A mí dios tampoco me ha llamado por el camino de la cocina. Hago unos postres decentes, pero el resto... La frase de tu hijo podían haberla dicho mis hijas perfectamente. Maldita sinceridad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La sinceridad está sobrevalorada en la cocina y punto jajajaja vaya tela...

      Eliminar
  9. Mu güena la valoración de tu padre! Y la del jotuyo sin desperdicio! ahora tu eres una camicaze!!!
    Primero semanas antes se hacen ensayos del menú pa tenerlo por la mano!! por dios por dios.
    Opción dos, y eso que quede entre tu y yo, vayas a comentarlo eee! yo alguna vez lo compro ya
    preparao...antes de que vengan lo saco sartenes ollas y las pongo como si las acabara de fregar
    ¡porque claro yo estoy cocinando desde ayer!. Yo de ti probaría! besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mírala que lishta...eso es hacer trampa...MENCANTA!! jajajaja una vez enganché a una amiga haciendo trampa y casi muero de la risa, cenando en su casa, nos "hizo" un hummus espectacular y en un viaje a la cocina la descubrí tirando a la basura el envase el hummus del Mercadona jajajajaja por cierto está muy bueno :p

      Eliminar
  10. Pues rubiaaaaaaaaaa que jodío el padre tuyo con todo el respeto que se merece!!mira que patear tu ego culinario...no se hace...y con lo de jomío pues coño!!pa que preguntas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja yo que sé...pero vamos que no vuelvo a abrir la boca ni a apreguntarle nada a nadie, y menos si se lo están comiendo tranuilamente XD

      Eliminar
  11. Pues para ser tu primer tiramisú y que no te mole la cocina, y la puntuación del iaio yo diría que lo has hecho de puta madre...los niño son...son...son...son unos cabrones y punto, mis croquetas están 1000 veces mejor que las de mi madre o mi suegra pero al puto niño hay que decirle que son de la yaya porque sino no se las come...así que tu ni te preocupes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja anda que tu hijo también tela XDD
      Rico estaba, eso sí y los estómagos no tienen ojos así que tirando millas jeje

      Eliminar
  12. Aquí otra que no sabe ni dónde queda la cocina en casa... Me parece un rollo y me pone de los nervios. Eso sí, la crítica culinaria de tu padre no tiene precio. Ah, y la sinceridad arrolladora de Jotuyo... Qué adolescencia te espera. Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  13. Jajajajajajajajaja.... (hasta el infinito!) :-) primero: cada dia tienes el blog mas re-que-te-bonito!! Y la ilustracion de hoy con Jomio repitiendo: "Feo...jones", casi me da algo!!! BUENISIMO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapaaaa!!! Estoy muy contenta con este nuevo look :-)

      Eliminar
  14. jejejeje. Si estaba rico es lo importante. Me da que tu padre es como mi madre. Para el resto de la gente siempre tiene piropos pero si yo he hago algo, casi prefiero que no le guste, en ese caso el comentario es un simple, "está mal", pero si le gusta la cosa va con "está bien perooooooo...." y ahí empieza una lista interminable de cosas por corregir.
    Ahora, con lo que me he tronchado, aunque supongo que a tí te sentaría a cuerno quemado, es con lo de ¿están buenas? No, pero tengo hambre, jejeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy...mi padre tiene para repartir en todas direcciones, porque si está bueno le hace análisis forense, si está malo también. Y si está espectacular se otorga el mérito con un "ESO lo has heredado de mí" y santas pascuas jjajaja

      Eliminar
  15. Me encanta cuando desmontas una afirmación con "los cojones", jajajajajaja! ¡¿Y tu padre?! Qué total!!! Si de tal palito...
    Un beso rubia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja es que además, decir "los cojones" ante una obviedad que para tí no lo es en absoluto, relaja un montón XD

      Eliminar
  16. jajajjajajajaajaajaja Me siento totalmente identificada contigo en cuanto que no me gusta la cocina, no, no me relaja, cocino porque no queda más remedio comida de subsistencia para que los monstruos que tengo en casa no mueran de inanición, pero nada más. Para cocinar florituras está el padre, que le gusta y le relaja la cocina, pero claro eso sucede uno de cada 100 días. Eso sí mi padre no es como el tuyo, se lo comería y no diría ni mú, para eso estaría mi madre, para ponerme la puntilla jajajajajajaa
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En toda casa hay un abuelo/a tocapelotas, esto es una realidad. Uno de los dos tiene que venir a joder la marrana como diría mi padre. Lo de cocinar es una auténtica putada si no te gusta porque como dices, hay que evitar que la estirpe muera de hambre y cuando no soportas cocinar es terrible :( snif...y por supuesto el padre se descuelga en la cocina los fines de semana, entre semana la que se rompe la sesera pensando menús es la menda :p

      Eliminar
  17. Me partí cuando leí el comentario por Twitter :D

    Yo no hubiera llegado ni a eso, que los postres y yo nos damos de leches.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja impulsiva que es una, tal y como me estaba soltando el resultado de análisis forense lo tuve que compartir en twitter o reventaba jeje

      Eliminar
  18. Yo también les pregunto después de pensármelo mucho. Porque oye, si se lo están comiendo, será que es comestible, jajajaj. Tengo fama de no saber hacer más que pasta, pero no es cierto, sólo que únicamente hago pasta :D
    La respuesta de jomío es merecida, por otra parte, jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la pasta es fácil y buena, en casa también somos muy pasteros jeje
      Y yo te aseguro que no vuelvo a preguntar en la vida, palabrita!!! XD

      Eliminar
  19. Teniendo padres asín ¿para qué quieres juanetes? Un crack el Garri :)
    Cuando vengas a Madrid, tráenos pastelitos, anda, que somos de estómago duro. Bueno, menos Lalemana :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja a lalemana arroz hervido, a tí y la otra rubia un tapergüer con croquetas y a la que se queje le calzo un sopapo ;*)

      Eliminar
  20. A mí la cocina no se me da mal y en los siete años que llevo independizada he aprendido y mejorado, (el padre de los bombones sigue vivo y eso que el pobre ha sido el conejillo de indias porque me fui a vivir con él sin saber cocinar), pero conozco mis limitaciones y la reposteria y yo estamos enfadadas.

    Mis croquetas están muy buenas y no es por echarme flores, es que están buenas. Cuando quedamos a comer con amigos siempre me piden que lleve croquetas. Y sin embargo, los bombones han pasado un par de años, (y sólo tienen 3 así que calcula), que se negaban en redondo a probarlas. Ahora ya las prueban, mejor dicho, las devoran. Pero tengo a mi madre, que probó una y dijo "Están bien, pero yo las hago mucho mejor"

    Paciencia rubia, paciencia y enseñale a jomio a cocinar lo antes posible ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que tenemos al enemigo en casa jajaja
      Tú que eres experta croquetista, ¿algún secreto que deba conocer y que pueda estar obviando?...

      Eliminar
    2. Pues a ver, la leche es mejor que esté templada y no fría. La harina debe estar tostada pero no quemada, (se me quemó una vez y aquello podía haber servido para pegar ladrillos). Y poco más.

      Si tienes thermomix, (que me da a mí que si no te gusta la cocina no debes tenerla), te paso recetas.

      Eliminar
    3. Mira, lo de la leche templada puede ser un detalle importante, tal cual la saco de la nevera se la echo. Y lo de la harina me da miedo que se me queme pero más miedo me da que se quede cruda (puaj!)...
      En mi cocina nueva, voy a tener una thermomix del tamaño del lago michigan!!! :D

      Eliminar